Imprimir

Cuevas Campanet

Cuevas Campanet

En el idílico paraje rural del Valle de San Miguel se encuentran las Cuevas de Campanet, próximas a la carretera principal de Palma a Alcudia, y a pocos kilómetros de la población de Campanet, que da nombre a esta cavidad. La cueva es bastante visitada, por un turismo no tan masificado como en otras localidades de la isla, y se configura como la caverna abierta al público más importante de las ubicadas en la Serra de Tramuntana. Uno de los accesos a las Cuevas de Campanet es por la autovía Palma-Pto.Alcudia, salida 37, dirección a las mismas cuevas y a la Ermita de Sant Miquel.

 

Cuevas Campanet

Historia y morfología:

Como consecuencia de unas prospecciones en busca de agua que se realizaban en los terrenos de Son Apatx, fue descubierta la caverna, casualmente, en 1945 al ensanchar un pequeño orificio, por el que salía una apreciable corriente de aire. El año siguiente se iniciaron las obras de acondicionamiento para la visita de la cavidad, prolongadas hasta 1948, fecha en que comenzó su explotación turística.

Recorriendo sus más de tres mil metros cuadrados de galerías y salas, el visitante puede admirar los fenómenos geológicos propios de las rocas calcáreas: las cavernas formadas a causa de la paciente labor erosiva de las aguas subterráneas, así como la rica y exuberante ornamentación cristalina de estalactitas y estalagmitas, característica de este tipo de ambientes naturales.

La apariencia general de las Cuevas de Campanet, está presidida por la exuberancia de depósitos carbonatados, que adornan todas sus salas.

Aplicación

Abundan las estalagmitas y coladas, tanto apriétales como pavimentarías. Aparecen estalactitas de todo tipo, sobresaliendo algunas fistulosas, que llegan a superar los cuatro metros de longitud. Destaca la existencia de agrupaciones de estalactitas excéntricas de remarcable belleza. Las labores de desobstrucción y apertura de la boca de la cavidad, sacaron a la luz abundantes fósiles de Myotragus balearicus, mamífero prehistórico endémico de las islas de Mallorca y Menorca. El Myotragus balearicus es la especie más evolucionada de un género de pequeños bóvidos, que llegaron a baleares hace más de 5 millones de años, aprovechando la desecación de la cuenca mediterránea, ocurrida durante el Messiniense. Sus ancestros quedaron aislados del continente tras la trasgresión pliocénica. La extinción del Myotragus balearicus aconteció hace unos 4000 años, debido a su caza y domesticación, tras la llegada del hombre a las islas. Los gours existentes en algunos sectores de la caverna, presentan diversas especies de crustáceos acuáticos.

Aún más interesante es la presencia del coleópterotroglobio Henrotius jordai, escarabajo ciego carnívoro adaptado a la vida subterránea, endemismo de Mallorca descrito en 1914, que no había sido capturado nuevamente hasta su recolección en 1946, a raíz del descubrimiento de la cueva.

Una iluminación adecuada (LED) para la observación de los matices naturales de las cristalizaciones que decoran la cavidad, junto con su visita en compañía de preparados guías intérpretes, permite al público conocer una faceta turístico-cultural diferente de Mallorca.

 

 


Mostrar por página
Ordenar por

Экскурсия по ознакомлению с достопримечательностями Майорки

350,00 / 8 hora(s) *
*
El precio  incluye el IVA